Menu

CONCURSO PARA 70 VIVIENDAS DE ALQUILER EN SEVILLA


 

La propuesta del Plan Parcial Palmas Altas Sur genera una serie de parcelas con orientación noroeste-sureste, con accesos trasversales mayoritariamente peatonalizados y abiertos a vías principales que recorren el sector de norte a sur. El plan planteaba el acceso rodado a las parcelas desde el vial norte de las mismas, abriendo las parcelas por su lindero sur a la zona de carril bici y al soleamiento.
En el planteamiento de la propuesta se ha seguido esta idea primigenia, generando una edificación en torno a varios patios, con viviendas de doble orientación, un gran patio comunitario orientado hacia el sur uniendo con el espacio exterior viario y el acceso a la edificación desde el norte.
El edificio se ha configurado en torno a unos patios centrales abiertos tanto en planta baja como en cubierta, con láminas de agua que funcionan como reguladores naturales de la temperatura, y que además servirán de aljibes para la recogida de agua y la reutilización de la misma en el riego de los jardines comunitarios.
A estos espacios en sombra y ventilados, abren en su mayoría las cocinas y baños de las viviendas, así como espacios de estancia y relación comunitaria, generando mayores sinergias vecinales y espacios de trabajo al
servicio de la comunidad, así como los accesos a los portales del edifico, cuartos comunitarios y espacios para aparcamiento de bicicletas y vehículos de movilidad personal.
La propuesta que presentamos, tiene el objetivo de dar respuesta a los requerimientos actuales de nuestra sociedad, tales como la accesibilidad, la flexibilidad de usos y la sostenibilidad, optimizando el aprovechamiento y
funcionamiento del edificio para conseguir calidad, durabilidad, y facilidad de mantenimiento a un coste adecuado. Se ha dado cumplimiento a los requisitos del área, que establece el número mínimo de viviendas y la edificabilidad máxima a colmatar, completando el sistema de espacios libres, concentrando la edificabilidad residencial en dos volumenes de edificación cerrada, siguiendo los limites establecidos en el plan.

ESQUEMA BASE
La estrategia principal se desarrolla en dos bandas edificadas conectadas mediante los núcleos de comunicación. Se busca las máxima eficiencia de estos núcleos, evitando largos pasillos o distribuidores desproporcionados. Para ello, se proponen tres núcleos de comunicación separados por patios que den servicio a hasta cuatro viviendas por planta. A los patios interiores vuelca directamente la banda fija central que corresponde a los locales húmedos (baños, cocinas y tendederos). Hacia la fachada exterior se dispone la banda de locales secos (estar-comedor y dormitorios), que se completa mediante una fachada profunda activa en forma de terrazas o muros habitados que complementan los usos de los espacios estanciales.

MÓDULO
Para la distribución de viviendas se utiliza un módulo principal en fachada, subdividido a su vez en otros tres. Este módulo define el ancho de las viviendas en fachada y es igual para las viviendas de dos y tres dormitorios, que suponen más del 90% de la propuesta. Esta estrategia permite que pueda variar el porcentaje de viviendas de 2 y 3 dormitorios o que éstas sean intercambiables sin ir en detrimento de la propuesta y otorgando una mayor flexibilidad a la misma. El módulo principal se subdivide en tres, definiendo el ancho total de las estancias interiores y fomentando la creación de espacios mas democráticos en la vivienda.

ESPACIOS LIBRES AJARDINADOS
Los jardines centrales se han tratado con abundante jardinería y espacios de sombra mediante pérgolas, que provocan un efecto regulador durante los meses más calurosos del año, aportando sombra y humedad a las zonas estanciales y de juego de niños.. Se ha apostado por un completo desarrollo de zonas comunitarias atractivas y confortables para el uso y disfrute de las personas que habiten el edificio, atendiendo con cuidado al uso de especies autóctonas con bajo consumo hidrológico y al almacenamiento de la mayor cantidad posible de agua procedente de la lluvia, que será recogida en el sótano en los espacios debidamente dispuestos para ello gracias a las filtraciones procedentes del drenaje de esas zonas de terreno vegetal.

CUBIERTA Y FACHADA JARDÍN
Se aprovechan las cubiertas planas de la edificación para albergar múltiples usos necesarios para la vida del edificio. Una zona de la cubierta es destinada a instalaciones que den servicio directo al edificio y ayuden a mejorar su consumo mediante el uso de energías renovables, tales como las instalaciones de paneles solares. También se pretende dotar a la cubierta de grandes espacios ajardinados que favorezcan las relaciones vecinales, ayuden a paliar el efecto isla generado por los núcleos urbanos e incluyan un espacio para huertos urbanos. De esta manera absorbemos CO2 con la edificación y dotamos de mayor aislamiento a la cubierta.

ZONAS COMUNES EXTERIORES
Los espacios comunes exteriores constituyen la mitad del espacio libre de parcela e incluyen el gran patio central entre los edificios, los soportales y la planta baja de los patios de vivienda. Se propone un espacio continuo que unifica los tres tipos de espacios anteriores y en el que se inserta la vegetación a ras de suelo y mediante jardineras en los patios de vivienda, en clara referencia a la tipología de casa patio sevillana. Se busca sombrear los espacios centrales mediante pérgolas y vegetación, así como refrescarlos con láminas de agua, haciendo posible su habitabilidad en los meses de verano.

ZONAS COMUNES INTERIORES
Para fomentar los procesos generativos de comunidad se sitúan a lo largo de todo el edificio espacios de estar, actividades y trabajo colaborativo. Estos espacios son flexibles e intercambiables, permitiendo su desarrollo a medida que evolucionen las necesidades de los vecinos. En planta baja se sitúan dos salas de mas de 50 m2 en las que se pueden ubicar una gran sala de estar y un gimnasio. Estos espacios tienen acceso directo desde los soportales y son accesibles a todos los vecinos. En los rellanos se sitúan espacios polivalentes mas pequeños que pueden usarse para teletrabajo, reuniones vecinales o como espacios de juegos para niños.

FACHADA TERMODINÁMICA
Todas las viviendas disponen de un espacio exterior privativo a modo de galería climática. Las terrazas cuentan con un sistema de control de radiación solar mediante celosías de aluminio regulables en posición. Estas celosías nos permiten filtrar la cantidad de sol que entra en la vivienda pudiendo mantener las mismas en penumbra durante los meses de verano o permitir la incidencia de sol en las viviendas en invierno. En los espacios no permeables de la fachada se genera un hueco para situar armarios. Esta estrategia permite una reducción mayor en las transmitancias térmicas.

VENTILACIÓN NATURAL
Los patios interiores de la edificación proporcionan la posibilidad de tener ventilación cruzada en todas las viviendas. Debido a la inclusión de vegetación y láminas de agua en esos patios y debido a sus dimensiones y orientación, estos patios mantienen temperaturas más estables durante todo el año por lo que favorecen la ventilación por convección. Además la existencia de vegetación ayuda a mantener los niveles necesarios de humedad en el ambiente. De esta forma se favorece el aire de las viviendas de forma pasiva.

NÚCLEOS HÚMEDOS COMPACTADOS
Se han agrupado las zonas húmedas dando lugar a amplias zonas en las zonas secas de la vivienda que se podrán configurar de diferentes maneras, haciendo flexible la propuesta edificatoria tanto en la actualidad como en el futuro. Estas zonas húmedas se han situado en los patios, permitiendo a las zonas estanciales y a los dormitorios situarse en las zonas de fachadas exteriores, ampliamente iluminadas y ventiladas ycon la posibilidad de tener huecos mayores y acceso a la terraza.

SOSTENIBILIDAD SOCIAL
Para conseguir la flexibilidad y adaptabilidad de las viviendas a la situación personal y familiar de los usuarios a lo largo de su ciclo de vida, partimos de la concentración de las comunicaciones, instalaciones comunes y locales húmedos (aseos y cocinas) entorno a un núcleo central, desarrollando las piezas habitables (salones y dormitorios) a su alrededor. La racionalidad de la estructura y la homogeneidad de los huecos de fachada, permiten transformar las viviendas con libertad, además de generar una respuesta democrática hacia todos los habitantes de la vivienda. Ademas, la propuesta de solería en todo el suelo de las viviendas permite reconfigurarlas las veces que sea necesario para que ésta siga respondiendo a las necesidades sociales concretas del momento. El confinamiento durante la pandemia y la llegada del teletrabajo nos ha hecho reflexionar sobre la necesidad de espacios de relación con el mundo exterior más allá de los huecos de ventanas. Para ello, todas las viviendas cuentan con un estar que se abre completamente a la terraza y permite una continuidad interior-exterior. Las viviendas también cuentan con zonas de trabajo en todas las habitaciones, las cuales se ven complementadas con los espacios de trabajo comunes distribuidos por las zonas comunes del edificio.

INCLUSIÓN SOCIAL
En la propuesta se ha cumplido el requisito de la implantación de las viviendas para personas de movilidad reducida en planta baja, adaptándose estas tipologías a los parámetros establecidos para las mismas en la normativa de accesibilidad. Todas las viviendas accesibles son de tres dormitorios y cuentan con un espacio de terraza y jardín completamente accesible desde el interior y libre de barreras físicas. Los huecos de las viviendas van de suelo a techo para eliminar las posibles barreras físicas y favorecer el confort de las personas con movilidad reducida al no tener obstáculos físicos ni visuales con el exterior. Asimismo, se plantean espacios que ayuden a disminuir las diferencias sociales y económicas de sus habitantes, generando espacios comunes que complementan y amplían los servicios de la vivienda. Las zonas comunes que discurren a lo largos de los edificios, en todos los niveles y escalas, se plantean como espacios polifuncionales de encuentro en los que se desarrollan actividades que permiten la formación de comunidad y tejer redes de apoyo entre vecinos.

PROPUESTA CONSTRUCTIVA DEL EDIFICIO
Se busca la descarbonización, ampliar el ciclo de vida del edificio y su reciclabilidad, y aumentar el ahorro de agua durante el proceso constructivo del mismo.
La primera apuesta fue la sustitución del hormigón armado por una estructura de CLT (Madera Contralaminada). Este material tiene múltiples beneficios, entre los que destacan que es inagotable y sostenible; que tiene una alta mecanización y eficiencia en el proceso de montaje; su excelente comportamiento higrotérmico y resistencia al fuego; que ofrece un acabado óptimo para quedar visto y evitar revestimientos.
La segunda apuesta pasa por la búsqueda de una alta eficiencia de la envolvente. Sevilla se ubica en zona climática B4, lo que implica unos valores orientativos de transmitancias térmicas de acuerdo al CTE de 0,38W/m2K para muros y suelos en contacto con el exterior; 0,33 para cubiertas en contacto con el exterior; y 2,0W/m2K para huecos de carpintería.
En la propuesta realizada, se plantea reducir esos valores de la siguiente forma:
– A 0,19 en muros, mediante el empleo de una fachada con aislamiento térmico por el exterior (SATE) de 80mm, un panel de fachada de Madera de CLT de 120mm y un trasdosado interior de placa de yeso laminado con aislamiento de 40mm de lana de roca entre los carriles.
– A 0,16 en cubierta, conformada por una capa de grava, aislamiento de panel rígido de XPS de 150mm, mortero de pendientes de 60mm y estructura de CLT de 200mm.
– A 1,30 en huecos mediante vidrios que permitan garantizar este valor y sin puentes térmicos generados por capialzados.
Obtenemos así un edificio de consumo casi nulo. Los sobrecostes de ejecución derivados de aislar el edificio se compensarán con la eliminación de la instalación de calefacción, reduciendo en consecuencia el coste medioambiental y la huella de carbono del edificio una vez puesto en explotación. Las altas prestaciones de la envolvente producen que la demanda de carga energética del edificio sea muy inferior a la de un edificio con construcción estándar, consiguiendo una economía circular y consumo casi nulo.
En cuanto a las instalaciones, y dadas las condiciones climáticas y de envolvente, la cuestión principal a resolver será la de las cargas térmicas de refrigeración y generación de ACS como principales generadores de C02, ya que las de calefacción se dan por cumplidas.
EL ACS y la refrigeración de las viviendas se realizarán mediante equipos de aerotermia individualizados para cada vivienda, de gran eficiencia térmica y energética, ubicando los equipos de compresión comunitarios en cubierta y los de acumulación individualizados dentro de las zonas de tendedero. Como apoyo, se instalaran paneles fotovoltaicos en cubierta, que con los altos índices de radiación solar de Sevilla, se erigen como solución óptima para el rendimiento térmico de la instalación, con la posibilidad añadida de utilizar los excedentes de energía eléctrica cogenerada para los gastos eléctricos comunes del edificio.
La distribución de aire acondicionado en las viviendas se realizará mediante conductos distribuidos por las zonas de falso techo de baños, pasillo y cocina. Cada estancia contará con rejillas de doble deflexión con compuertas de apertura y cierre para la regulación de los espacios a demanda. La ventilación forzada será individualizada mediante un recuperador de calor situado en el tendedero, evitando las pérdidas de carga en refrigeración debidas a la introducción de aire caliente exterior en verano y viceversa en invierno. Al hacerse las tomas de aire desde los tendederos que están situados en los patios, ese aire introducido tendrá menor temperatura que el ambiente, por lo que favorecerá el menor intercambio de energía en climatización.

Cliente
EMVISESA
Estado
Premiado
Fecha del concurso
Enero 2023
Tipo de obra
Residencial